En este momento estás viendo Un intendente del norte amenaza con no entregar viviendas si no es reelecto

Un intendente del norte amenaza con no entregar viviendas si no es reelecto

En un acto que ha dejado a muchos boquiabiertos, el intendente de Coronel Juan Solá-Morillo, Atta Gerala, ha mostrado su verdadero rostro en plena campaña electoral. En un desesperado intento por asegurar su reelección el próximo 14 de mayo, Gerala ha amenazado a los vecinos de la localidad con retener las viviendas si no votan por él.Gerala, quien ha sido el mandamás de Morillo desde el 2003, con una breve interrupción entre 2011 y 2015, parece haber perdido completamente el sentido de la decencia. En un video que se ha vuelto viral, se le escucha decir claramente: «Si no me ayudan, chau viviendas». No hay duda de que su retórica política se ha hundido a nuevos niveles de depravación.

No es la primera vez que Gerala utiliza tácticas poco éticas para obtener votos y mantener cautivos a los habitantes de una de las localidades más pobres de Argentina. Según testigos, este tipo de comportamiento «poco ortodoxo» es moneda corriente en su accionar político. Parece que Gerala está dispuesto a hacer cualquier cosa con tal de aferrarse al poder.

Es lamentable que en pleno siglo XXI aún existan políticos dispuestos a jugar con las necesidades básicas de la gente. La vivienda es un derecho fundamental, y utilizarla como una herramienta de chantaje político es sencillamente indignante. Pero, al parecer, para Gerala, todo vale en su intento desesperado por mantenerse en el cargo.

La campaña electoral debería ser un espacio para el debate de ideas, para la presentación de propuestas concretas que mejoren la vida de los ciudadanos. Sin embargo, Gerala ha optado por el camino más bajo, el de la amenaza y la extorsión. ¿Qué sigue? ¿Amenazar con quitar la educación o la salud si no es reelecto?

Esperemos que los habitantes de Morillo no se dejen intimidar por este tipo de prácticas indignas y ejerzan su derecho al voto de manera libre y consciente. La democracia merece más que políticos sin escrúpulos dispuestos a utilizar el poder en beneficio propio. (Fuente Profesional 89.9)

Deja una respuesta