En este momento estás viendo Somos la vida, somos la paz

Somos la vida, somos la paz

Es muy difícil entender en estos tiempos la violación sistemática de los derechos humanos  máxime cuando se trata de sujetos que dicen enarbolando.

Apenas pasamos el Río Las Pavas entramos en un régimen autocratico y tiránico, donde los derechos humanos solo quedan en algunos slogan universitarios con remeras de principios de los 80.

«Les vamos a tomar los antecedentes y después los vamos a liberar…» dijo orondo en A24 Gerardo Morales, dejando así absolutamente en claro que los detenidos en la manifestación violenta por parte de manifestantes y policías, estaban a «disposición del Poder Ejecutivo».

Juan Ferrero es salteño, hace casi una década es docente en Jujuy, lo alcanzó la brutalidad de la policía de Morales, estuvo 48 horas desaparecido a disposición del Poder Ejecutivo, lo encontraron en el Penal de Alto Comedero.

Una campaña vicepresidencial bien vale, el ojo derecho de un chico de 17 años, la cabeza partida en dos de un comunero, un centenar de detenciones ilegales y el temor de los docentes de caminar con el delantal blanco.

Somos la vida somos la paz… cantan los inverbes.

Deja una respuesta