En este momento estás viendo Se rompió Juntos por el Cambio en Salta: ¿triunfó el oficialismo?

Se rompió Juntos por el Cambio en Salta: ¿triunfó el oficialismo?

Era uno de los finales posibles: el arribo -casi por la ventana- del siempre ultraoficialista Matías Posadas venía trabando algunos acuerdos entre el PRO y la Unión Cívica Radical (UCR). Ayer, sobre el cierre de la inscripción de la alianza Juntos por el Cambio, el PRO decidió no firmar la adhesión y salir a competir en soledad, dando punto final al acuerdo con los radicales.

Todo empezó durante los feriados de Carnaval, cuando en Jujuy se vio al gobernador de esa provincia, Gerardo Morales, al alcalde porteño Horacio Rodríguez Larreta, al candidato a gobernador Miguel Nanni y Posadas compartiendo las celebraciones.

Luego de que trascendiera esa foto, el propio Posadas deslizó la posibilidad de ser candidato a intendente de Juntos por el Cambio, alianza que ya había sido lanzada a principio de febrero con Miguel Nanni y con Inés Liendo -hoy la principal referente del PRO- a la cabeza.

Según se conoció, el principal artífice de la llegada de Posadas fue el propio Nanni, quien hasta ese momento era número puesto para encabezar la fórmula a gobernador de JxC. La decisión de Nanni motivó a Liendo a ir a buscar apoyo de los principales dirigentes nacionales del espacio. Así logró el aval del propio Mauricio Macri y de Patricia Bullrrich.

Con estos apoyos, Liendo anunció que iría por la candidatura a gobernadora. Con este movimiento le marcó la cancha a Nanni e intentó cercar el ingreso de Posadas y su intención de ser candidato a intendente por la capital.

La disputa nunca encontró un buen puerto y terminó con el PRO sin firmar la adhesión del partido al frente Juntos por el Cambio, espacio de los que son fundadores.

Escandaloso cierre

El diálogo entre las partes nunca pudo alcanzar el consenso y, tras pedir prórroga para presentar el frente, los apoderados de la UCR inscribieron la alianza con el Frente Plural de Posadas.

Cuando parecía que la jornada ya terminaba y con el plazo vencido, irrumpieron en el Tribunal los interventores del PRO, Antonio Demarco y Alejandro Ávila Gallo. Ambos quisieron inscribir un frente con la UCR y sin el partido del eterno candidato Posadas.

En el Tribunal Electoral les explicaron que no era posible anotar ningún otro frente, ya que el plazo y la prórroga estaban vencidos. El hecho motivó una fuerte discusión entre los apoderados del PRO y de la UCR. La inclusión del Frente Plural fue el principal punto de la discusión.

Con la ruptura del Juntos por el Cambio, el que festejó fue el Gobierno de Gustavo Sáenz, espacio que intentó hacer lo mismo, dividir los espacios, en toda la oposición. Lo intentó hacer con el Partido de la Victoria (operó sin éxito para que no se sume a Avancemos) y lo pudo hacer con JxC.

La irrupción de Matías Posadas, un ex radical, ex urtubeycista, ex kirchnerista, ex saencista y ahora auto percibido larretista, hizo que el PRO pusiera el grito en el cielo y rechazara esa inclusión. “Posadas es un límite”, repitieron una y otra vez en la sede salteña del partido de Macri. (Fuente: Comunidata)

 

 

Deja una respuesta