En este momento estás viendo Ni lo más oscuro del poder logró esconder el papelón

Ni lo más oscuro del poder logró esconder el papelón

Salta entró hace algunos años en un triste proceso de frivolización de la política, cuyas consecuencias las estamos padeciendo hasta el día de hoy.

Los partidos políticos se empeñaron en bajar el nivel del debate político, los datos socavando por la post verdad.

Pensamos que el tiempo del debate había vuelto a la provincia, tan necesitada de ideas y proyectos que nos unan en procura de un norte común.

Poco duro la esperanza, el proceso de vaciamiento avanza sin contemplación alguno.

Primero fueron los concejales que pretenden arrastrar a toda la sociedad hacia el abismo de sus mezquindades y su precariedad. Ingentes esfuerzos hicieron para privarnos a los ciudadanos de escuchar en primera persona cada propuesta o bien cada relato de los competidores.
La UNSa pudo hacerlo, fue bueno, fue enriquecedor para nuestra democracia.

Luego Multivision organizo otro, solo con los dos candidatos que a si criterio tienen más posibilidades de llegar.

Mezquino pero útil, entendiendo que esta aún incipiente democracia debe ser enriquecida con las voces que algo tienen para aportar.
Una fue y se sentó, el otro no quiso, la silla vacía era una imagen demasiado dura para los patrocinadores y con argumentos pueriles levantaron el programa.

Dijeron que con el debate en la UNSa era suficiente, sin entender los conceptos mínimos de lo que significa valorar y ensalzar un sistema democrático.

Para una democracia nunca un debate es suficiente y mucho menos intentar que un debate político sea una herramienta electoral.

El debate no debe estar subordinado a los mezquinos y avaros de siempre. Debatir es una obligación moral de los candidatos.

Esconderse bajo las polleras del poder y de la billetera tampoco ayuda a construir más democracia y más ciudadanía.

No aceptamos la democracia low cost que nos quieren imponer. Exigimos una democracia plena con debate y con ideas.

Deja una respuesta