En este momento estás viendo Milei negó venta de cargos y nexos con el massismo

Milei negó venta de cargos y nexos con el massismo

Los cierres de listas suelen ser un momento ingrato. Es imposible satisfacer a todos los involucrados, por más que la intención, en los papeles, exista. Sin embargo, una situación que no es ajena para quien se dedica a la política desde hace años puede llegar a ser catastrófica para una fuerza nueva, con inexperiencia en el armado de estructuras. Es lo que parece haberle comenzado a suceder a La Libertad Avanza, el espacio que encabeza el economista Javier Milei.

En los últimos días, varios “heridos” sacaron sus trapitos al sol con acusaciones de alto tenor. El caso más resonante fue el del empresario Martín Urionagüena, quien hasta un día antes al 24 de junio tenía asegurada la candidatura a intendente en Tigre. “No tranzo y pego el portazo”, se lo escucha rematar a Urionagüena en un audio de WhatsApp que se hizo viral y en el que denuncia la injerencia abierta del massismo, con nombre y apellido, en el armado de las listas a concejales.

“El jueves pasado, dos días antes del cierre de listas, Malena Galmarini me pidió que la visite en su oficina de AySA. Estuvimos casi dos horas. Me dijo que debía hacer varios cambios en la lista de Milei. Yo no entendía nada. ¿Ella es precandidata a Intendenta por el kirchnerismo y va a cambiar la lista de Milei?”, contó en una entrevista con Clarín.

Es que Urionagüena, que hace más de 20 años es el presidente del Parque Industrial de ese municipio, le hizo saber a su grupo que la presión era para sumar al dirigente Juan José Cervetto a las filas libertarias del municipio.

¿Quién es Cervetto? Se trata de un dirigente que hasta el año pasado acompañó a José Luis Espert y que hoy se defiende ante las acusaciones al aducir que “el grupo que lidero es el mismo que en 2021 trajo al espacio Libertad/Libertarios, cuando Espert estaba con Milei”. Hoy, será el candidato a primer concejal por la Libertad Avanza, de la boleta que llevará como postulante a la intendencia a otro empresario, Claudio Baumgarten. Es quien reemplazó a Urionagüena tras su “portazo”.

El caso de Tigre tiene aires de familia con lo ocurrido en Quilmes. En ese municipio del sur del conurbano se vivieron momentos de zozobra debido a que el empresario José Luis Ammaturo desistió de competir al aducir falta de “honestidad” por parte del espacio comandado por Milei. No lo dijo explícitamente, pero detrás de su decisión se encontraba un motivo oculto: la supuesta intención de los armadores de incluir a personas ajenas al esquema original.

En esa línea, reapareció públicamente Juan Carlos Blumberg, quien acusó a Milei de hacer de la política “un negocio” y pedir hasta “US$50.000 dólares” por una candidatura a concejal. Blumberg, que participó como candidato en elecciones anteriores, se había sumado a La Libertad Avanza con la intención de integrar alguna de las listas. Sin embargo, se retiró con polémica. “En el espacio de Milei empezaron a vender puestos para ser candidatos”, manifestó en una entrevista con Radio La Red.

“Aparentemente, el que pedía era [el armador nacional, Carlos] Kikuchi, el otro [el armador bonaerense del espacio, Sebastián] Pareja, y la hermana [Karina Milei]″, sostuvo Blumberg este lunes. Y remarcó, en referencia a Urionagüena: “Hay que gente que pagó y hasta la usaron”. “Esta gente ha hecho de la política un negocio”, remató.

Desde La Libertad Avanza, en tanto, minimizaron lo ocurrido al asegurar, ante la consulta de LA NACION, que se trata de las consecuencias “de todo cierre de listas”. “En un marco de alianzas, cuando [los dirigentes] no consiguen lo que quieren, salen a criticar”, indicaron, para después agregar, a modo de denuncia: “Hay un ataque sistemático hacia Milei”.

Las respuestas de Milei

Fue también el propio Milei quien utilizó las redes para salir a rechazar las acusaciones contra su espacio. “A ver si se entiende de una vez. En este espacio se queda el que viene a poner (aquí cada uno se banca con la propia)”, dijo. Y remarcó: “El que quiere venir acá a ver si roba un carguito sale eyectado. Denuncien todo lo que quieran”.

Este mediodía, en tanto, agregó: “Avisamos que no iba a ser fácil. Estamos viendo la campaña de difamación más grande de la historia argentina. Políticos, periodistas y servicios, todos contra nosotros. La razón es simple: somos los únicos que proponemos algo distinto”.

“Si quieren saber por qué nos atacan todos los días, de todos los frentes, la respuesta es esta”, indicó el libertario en otro tuit. Y enumeró: “1. Vamos a terminar con la pauta a los periodistas; 2. Vamos a terminar con la corrupción de la obra pública; 3. Vamos a terminar con los privilegios de la política”.

 

Deja una respuesta