En este momento estás viendo Marcos Urtubey: tan chiquito y tan casta

Marcos Urtubey: tan chiquito y tan casta

Cuando apareció en escena, Marcos Urtubey se presentaba como una figura disruptiva en la política local. Su papa “fanáticamente peronista” como él mismo se autopercibe, y él, su vástago, enrolado en la huestes del anarco liberalismo de Javier Milei.

Inclusive esa aparición le sirvió al propio Juan Manuel para utilizar alguna publinotas para presentarse como un moderado y amante de la libertad, inclusive en el seno de su propia familia.

El joven Marcos, un buen día resuelve asentarse en esta provincia y comenzar su derrotero político, siempre, supuestamente dentro del liberalismo. Inclusive se presentaba como el referente del líder libertario, aunque esa representación era solo declarativa ya que el hombre sorpresa en el escenario nacional, nada decía sobre su armado en la provincia de Salta.

Marcos Urtubey, un buen día salió de su casa y se dio cuenta que quiere ser intendente de la ciudad, y comenzó su campaña. Lejos de presentarse como un referente moderno y un joven clásico de este siglo XXI, apeló a la practicas de la peor casta política, demagogo químicamente puro, sin ideas y sin sustento.

Ahora lejos de sumar para la campaña de Milei, apareció fuerte en medios y redes intentando romper el incipiente armado de los liberales.

Lo único que está seguro es que el referente de Milei en Salta es Alfredo Olmedo. Hombre estrechamente vinculado al Peluca desde hace casi una década, en tiempos donde solo era un economista profesional dedicado a a asesorar a empresas.

Olmedo inclusive compartió con Milei los estudios de la televisión nacional, afirmando que se sentía absolutamente identificado con los postulados del candidato presidencial.

Si bien es cierto que Olmedo mantuvo un bajo perfil durante los últimos tiempos, no deja de ser menos cierto que en Salta el crecimiento que tiene Milei es exponencial, inclusive algunas encuestan lo ubican en la capital duplicando a los candidatos de Juntos por el Cambio y al Frente de Todos.

Estos números por supuesto que pusieron en alerta a propios y ajenos, y los diferentes operativos políticos para romper hoy están al orden del día.

En los altos del Grand Bourg se jactan de haber perforado el frente libertario de la misma manera que lo hicieron en JxC, con estos últimos con algunas dádivas lograron convencer al PRO local de dinamitar la concertación opositora y trabajar como topos a favor de la candidatura de Gustavo Saenz.

Ahora según fuentes gubernamentales, esa misma sería la misión encargada al joven Urtubey, romper la emergente estructura del liberalismo en Salta.

Esto tiene una explicación lógica, Salta hoy está en condiciones de ganar la provincia y darle a Milei dos diputados nacionales, y si esto ocurre sería un verdadero simbronazo tanto para el saencismo como para sus socios del PRO y la UCR.

Por ahora Marcos Urtubey sigue en su encomienda, cumpliendo a pie juntillas con el mandato, mientras el saencismo sigue gastando la de todos en sus caprichos electorales.

Deja una respuesta