En este momento estás viendo Las cosas serias deben tratarse con seriedad

Las cosas serias deben tratarse con seriedad

No son asunto menos las pandemias que vive la sociedad actual, entre ellas y dejando rastros tenebrosos esta el bullying, que lejos está de estar anclado en alguna franja etárea. Esta nueva pandemia se expande por todos los estratos sociales, sin límites etáreos y sirviéndose de las redes que funcionan como cloacas.

Otra pandemia también terriblemente agresiva y absolutamente condenable es el acoso hacia las mujeres. La buenas y nuevas pautas de civilidad nos obligan no solo a generar conciencia de este flagelo, sino también a dejar al descubierto a los acosadores y que les caiga la sanción moral y penal que les corresponde. Los colectivos de mujeres impulsan y animan a las acosadas a perder los miedos y dar el paso necesario para aportar a terminar con este flagelo.

Mónica Juárez, diputada ella, por enésima vez habla en el recinto de los distintos padecimientos que sufrió en la legislatura, desde un diputado que la acosaba, hasta el bullying que le profieren algún par.

Lamentablemente Juárez utiliza estos recursos de manera recurrente, cada tanto pide la palabra para referirse a estas cuestiones, inclusive llegó a decir que debe estar medicada con Alprazolam, que se utiliza para tratar los trastornos de ansiedad y el trastorno de pánico (ataques repentinos e inesperados de miedo extremo y preocupación por estos ataques). El alprazolam pertenece a una clase de medicamentos llamados benzodiacepinas. Su acción consiste en reducir la excitación anormal en el cerebro.

Dijo Juárez que esto es consecuencia del bullying, que llegó a que publiquen en redes fotografías de sus pies para generar burla.
Juárez no es una ciudadana común, es una diputada, y como tal tiene la obligación de hacer la denuncia formal en los tribunales competentes, está hablando de la comisión de al menos dos delitos, y en su caso la denuncia no es opcional, sino mandada por ley.

Si las denuncias no llegan a los lugares que corresponde, Mónica Juárez estaría banalizando y hasta frivolizando situaciones que no solo cambiaron vidas, sino que en otros, hasta terminaron con vidas.

El recinto no es el lugar para lacrimógenos stand up, es para tratar con seriedad temas que son serios.

Deja una respuesta