En este momento estás viendo La siesta del guerrero

La siesta del guerrero

El pobre de Pablo Outes deambula solo por una intrincada y difícil campaña electoral.

La soledad quedó plasmada en los guarismos de las últimas PASO donde el oficialismo supuestamente más oficial quedó muy lejos de los niveles medianamente aceptables.

Sáenz se ausento de la campaña, tener candidatos en todos los frentes es complicado, demasiadas lealtades al mismo tiempo y con la misma billetera.

La espantosa elección de Massa en Salta le costó al mandatario y severo tirón de orejas del candidato presidencia, su amigo Sergio.

Massa montó en cólera contra Sáenz, lo llamó a su despacho, lo invitó unos amargos y lo levantó en peso.
«La verdad es que me dormí la siesta…» dice Massa que se justificó el salteño.

La parte que falto decir es que la siesta se la tomo en el viejo continente (sin yate mediante).

Parece que el reto no surtió efecto, Sáenz sigue ausente en la campaña, será por eso el la superpoderosa Malena depositó, Sergio Tomas mediante, toda la confianza en Sergio Leavy ?

Deja una respuesta