En este momento estás viendo La indefinición de Sáenz genera incertidumbre y un sinfín de especulaciones

La indefinición de Sáenz genera incertidumbre y un sinfín de especulaciones

A días de que se cumpla el plazo estipulado por el Tribunal Electoral para que los distintos espacios políticos postulen a sus candidatos para la elección del 14 de mayo, las definiciones en el saencismo no abundan. El gobernador, Gustavo Sáenz, sabe que irá por la reelección y algunos otros dirigentes ya tienen asegurado su lugar en algunas listas legislativas, pero el nombre del compañero de fórmula del mandatario sigue en suspenso.

Desde hace meses se barajaba la posibilidad de que Mario Mimmesi, intendente de Tartagal y exdirigente del radicalismo, acompañe a Sáenz en la contienda electoral, pero esa posibilidad quedó descartada. El propio jefe comunal norteño fue el encargado de comunicar su decisión de buscar un nuevo mandato en el principal municipio del departamento San Martín. Al día de hoy, el principal compañero del mandatario es la indefinición, una de las principales características de la gestión que llega con lo justo a culminar su mandato.

Mientras tanto Antonio “Gringo” Morocco espera que su teléfono suene para saber qué le deparará el futuro. Días atrás, en el marco de un nuevo aniversario de la Escuela de Artes y Oficios, el vicegobernador conversó con la prensa y destacó el plan que plasmó el oficialismo para buscar un nuevo mandato de Sáenz, como así también celebró que esta alianza haya incorporado “dirigentes, funcionarios e intendentes” que anteriormente estaban en la vereda opositora. Consultado sobre una nueva candidatura como compañero de fórmula, Morocco fue escueto y solo atinó a declarar: “Pasa palabra”.

En ese mismo escenario, Sáenz habló sobre el mismo tema y lejos estuvo de aclarar el panorama. “Todavía estamos trabajando y tengo que hablar con mi gran compañero de fórmula que me acompañó en momentos duros y difíciles. Vamos a ver si lo definimos en los próximos días”, dijo el titular del Poder Ejecutivo. Además, le recomendó a Morocco “no estar nervioso” en este medio de este proceso porque “es parte del equipo”. “Cuando uno es parte de un proyecto por convicción y no por oportunismo debe estar tranquilo. Queremos gente convencida y que por más que les toque trabajar en cualquier lado de la cancha estaremos más unidos que nunca”, enfatizó Sáenz.

El Senado en vilo

La indefinición de Sáenz tiene hoy en día a la Cámara alta provincial en vilo porque ese organismo crucial del sistema republicano viene careciendo desde hace años de una conducción clara.

Miguel Ángel Isa dejó un Senado andando y en los pasillos del histórico edificio aseguran que desde su llegada, Morocco puso piloto automático y lo maneja sin sobresaltos, pero tampoco sin grandes destellos.

Ante esto, muchos dan por hecho que Antonio Morocco no volverá a ser compañero de fórmula de Sáenz y se preguntan: ¿Qué nos depara y cómo seguirá el Senado?

A todo esto, también en el Senado hay preocupación por el futuro electoral de algunos dirigentes históricos, que son quienes, verdaderamente, mueven los hilos de la Cámara alta. La conformación del recinto, sin figuras como la de Mashur Lapad, provoca temor en algunos sectores y deja en evidencia que la elección del vicegobernador puede resultar clave para las aspiraciones del actual gobernador que sueña con permanecer cuatro años más.

Deja una respuesta