En este momento estás viendo El juez denunciado por violencia de género dará un taller de violencia de género

El juez denunciado por violencia de género dará un taller de violencia de género

El juez Ezequiel Molinati es uno de los directores de un taller sobre «Aplicación de Matrices con perspectiva de género de México, Chile, Ecuador y Bolivia», organizado por la Secretaría de Género del Poder Judicial. ¡Un taller sobre violencia de género dirigido por alguien que ha sido denunciado por violencia de género!

Pero eso no es todo, el taller comenzará nada más y nada menos que el Día de la Mujer, el 8 de marzo. ¿Qué mejor manera de honrar a las mujeres que darles la oportunidad de aprender sobre violencia de género de alguien que ha sido denunciado por ella?

Pero no se preocupe, el juez Molinati no estará solo en este taller. También estará la jueza Claudia Puertas, conocida por sus fallos sin perspectiva de género. ¿Qué podría salir mal?

Es sorprendente que el senador por Anta, Marcelo García, haya destacado la carrera y los libros del juez Molinati sin mencionar sus «otros» antecedentes. Tal vez no estaban en su hoja de vida, ¡quién sabe!

En cuanto a las denuncias, parece que el juez Molinati tiene un historial bastante interesante. Primero fue denunciado por la madre de su hijo por violencia verbal durante su puerperio. La razón de la denuncia fue la negativa del juez a aceptar un perro grande en la casa. ¡Qué extraño motivo para la violencia!

Luego, una empleada judicial compañera del juez lo denunció por violencia de género después de que terminara su relación sentimental con él. El juez supuestamente la amenazó de muerte y la amedrentó. Sin embargo, ella también desistió de la denuncia, y la justicia no continuó con el proceso.

Finalmente, una mujer de Tartagal denunció al juez y a un supuesto socio suyo por estafa en el mismo año. Los acusó de haberla engañado y de haberle hecho transferencias de dinero para pagar multas inexistentes. La policía no logró encontrar a los denunciados, y la causa se archivó por «no poderse proceder».

En resumen, ¿qué podría salir mal con un juez denunciado por violencia de género y una jueza conocida por sus fallos sin perspectiva de género a cargo de un taller sobre violencia de género? Definitivamente, nada.

Fuente: Modo Juana 

Deja una respuesta