En este momento estás viendo El gobierno quiso tapar el dengue con un dedo

El gobierno quiso tapar el dengue con un dedo

Días después de acusar a un diario nacional de llevar adelante una campaña en contra, las autoridades sanitarias reconocieron que la situación se desbordó.

“La Nación está mintiendo y en época de campaña, están usando los medios para desprestigiar al gobierno”, fue la frase desafortunada que Federico Mangione disparó para intentar desmentir una investigación periodística que reflejó lo que vive el departamento de Orán, desde mediados de febrero, en relación al avance del dengue. A pesar de este fallido intento de querer negar la realidad, la propia cartera que dirige Mangione confirmó que en la provincia, totalizan 2844 los casos confirmados de esta enfermedad viral transmitida por el mosquito Aedes aegypti.

De acuerdo a las estadísticas oficiales, los diagnósticos han sido confirmados por laboratorio y por criterio clínico epidemiológico importado y autóctono. Los mismos fueron notificados en los distintos puntos de la provincia y de acuerdo a estos datos Orán encabeza la lista con 1098 casos. En este ranking también se encuentra San Martín (929 casos), General Güemes (383 casos), Capital (168 casos), Anta (107 casos) y Rivadavia (73 casos).

En relación a todos estos pacientes, las autoridades sanitarias indicaron que la edad de las personas es heterogénea, aunque los más afectados son el grupo etario comprendido entre los 20 y los 59 años, con 1703 diagnosticados, lo que representa el 59,88% de los casos positivos.

El serotipo detectado en el 73% de los pacientes es dengue 2, el mismo que circuló en la provincia durante el periodo de vigilancia 2021-2022; pero también se diagnosticaron 15 casos de dengue 1, en el departamento Anta de personas que tuvieron antecedente de viaje a Santa Fe.

La conducta acusatoria contra el trabajo periodístico del períodico nacional le duró tan solo un par de horas al titular de la cartera sanitaria porque en la última semana del mes pasado el propio Mangione reconoció estar “preocupado” por el avance de la enfermedad. “En relación a años anteriores estamos un poco peor”, sentenció el funcionario del Ejecutivo provincial  y remarcó que la cantidad de víctimas fatales y contagios encendieron las alarmas.

Negando la realidad, Mangione siguió al pie de la letra el manual de instrucciones del gobierno provincial, pero, una vez más, los datos se impusieron ante el relato gubernamental.

(Foto: Javier Corbálan para La Nación)

Deja una respuesta