En este momento estás viendo ¿Cuánto mide Gustavo Sáenz?

¿Cuánto mide Gustavo Sáenz?

Cuando el gobierno provincial, utilizando el falaz argumento que “la gente no quiere votar” resolvió eliminar la elecciones PASO en la provincia, para algunos personeros del Grand Bourg, la contienda de mayo se convertiría en un mero trámite, por lo menos eso especulaban.

Decían que las listas de toda la provincia se confeccionarían en el despacho gubernamental, asegurando de esa manera que Sáenz tendría la suma del poder público, aunque no sea el propio gobernador el que lo ejerza, a todas luces el poder hoy en Salta se lateraliza a dos despechos contiguos al mandatario.

Sin embargo, cuando algo pueda fallar, seguramente fallará y hoy los errores de cálculos están saliendo a la luz de una manera brutal.

Primero hay que mencionar los errores no forzados en la administración, la nula experiencia de los funcionarios hace que la gestión haya comenzado a mostrar una cantidad importante de grietas, las que a más de tres años de gestión son imposibles de subsanar con la guitarra, entonando algunas zambas populares y mucho menos tirando pasitos prohibidos con tablets en mano.

Media provincia sin agua, que lejos de avizorar alguna solución, solo deja al descubiertos las goteras de un gabinete que se bronco aspira en medio de velados duelos internos entre la cantidad impresionante de candidatos para tan pocos lugares.

Grietas que también aparecen en el esquema político, cualquier diputado, senador o hasta concejal del especio oficialista no escatima críticas feroces al gobierno. Esto desnuda una alarmante falta de liderazgo, no hay quien pueda disciplinar a la tropa, y los que supuestamente están para cumplir ese rol, están tan devaluados que perdieron toda autoridad política, solo quedándoles el chasqueador del látigo de la chequera.

La gestión de Gustavo Sáenz, hoy está peor que la última etapa de Juan Manuel Urtubey, que al entregar el bastón dejó la vara muy baja en cuanto a administración, pero esa vera a pesar de estas casi por el piso, Sáenz en más de tres años no fue capaz de saltar.

Ni hablar del contenido político, bien aprendido de Romero, Juan Manuel Urtubey le dio un contenido político importante a su gobierno, independiente de los gustos personales, con sus idas y vueltas, había un liderazgo y una identidad. Ahora todo es dudoso, todo es resbaladizo, todo está por verse.

Un verdadero cumulo de errores no forzados lo ponen a Sáenz con una imagen positiva inferior a la de Urtubey en el último año de su tercer mandato, comparativamente el ex gobernador entregó su mandato con un liderazgo consolidado, que después haya abandonado el territorio en nombre de veleidades nacionales es harina de otro costal.
¿Cuánto mide Gustavo Sáenz?, por ahora mucho menos de los que esperaban, los números más optimistas lo ubica en 27 puntos con un techo que puede alzar los 32.

Si a esto le sumamos que por ahora no aparece nadie que pueda empujar el carro, Sáenz será el único cadenero de una pesada amansadora integrada por un sinfín de candidatos que a los manotazos intentan colgarse de un ya ruinoso saco que muestra las heridas de una vejez anticipada.

Deja una respuesta