En este momento estás viendo Concejales cambiaron la sesión por un curso de RCP

Concejales cambiaron la sesión por un curso de RCP

Los concejales debían volver a sesionar luego de las vacaciones de inverno, pero en un inesperado giro de acontecimientos, los conspicuos ediles de nuestra honorable ciudad decidieron posponer sus acalorados debates para aventurarse en un mundo desconocido y a menudo ignorado: la capacitación en Reanimación Cardiopulmonar (RCP).

Se podría argumentar que, durante años, estos concejales han demostrado su habilidad para mantenerse en el poder mientras evitan cualquier cosa que se asemeje remotamente a «trabajar para el pueblo». Sin embargo, parece que el presidente Darío Madile, con toda su sabiduría, finalmente se dio cuenta de que legislar no solo es debatir y aprobar leyes, sino también dar ejemplo.

El lugar elegido para este momento de aprendizaje fue el propio Recinto Legislativo, un lugar que generalmente se encuentra inundado de palabras huecas y discursos políticos vacíos. Pero esta vez, en lugar de vaciar sus intelectos en debates partidistas, los presentes se encontraron completamente inmersos en la vital importancia de las técnicas de RCP. Aprendieron cómo verificar la respuesta de una víctima, cómo realizar compresiones y ventilación, y lo que es aún más sorprendente, ¡aprendieron a hacerlo en adultos, niños y bebés! Sin duda, un paso más allá de sus habilidades retóricas habituales.

Sin embargo, no todo es color de rosa en este cuento de heroísmo cívico. ¿No deberían estos ediles estar sesionando para abordar asuntos cruciales que afectan a la ciudad y sus ciudadanos? Aparentemente, el «tiempo muerto» entre sesiones legislativas es la oportunidad perfecta para aprender a salvar vidas en lugar de legislar leyes. Claramente, prioridades muy claras.

Es comprensible que estos concejales estén ansiosos por mejorar sus habilidades en RCP, pero también sería interesante ver cómo aplican este nuevo conocimiento en la arena política. ¿Están preparados para resucitar proyectos en estado de coma? ¿Podrán salvar a una política moribunda en medio de una acalorada discusión? Solo el tiempo lo dirá… Y el qué no esté a la altura, que se vaya a la casa papá!

Deja una respuesta